ZARAGOZA 2008: EL PROYECTO DE UNA NUEVA CIUDAD

Carlos Avila

La ciudad de Zaragoza se encuentra enclavada en la intersección de 3 ríos: el Ebro, como gran cauce fluvial que genera un potente valle de carácter agrícola en direcciónnoroeste-sureste; el Gállego, y el Huerva. A esta estructura  fluvial hay que sumar un cuarto cauce que es el Canal Imperial de Aragón, una infraestructura hidráulica del siglo XVIII. Sin embargo, el carácter más peculiar del paisaje periurbano de Zaragoza es que estos espacios verdes de carácter natural y agrícola, se encuentran insertos en un ambiente estepario. Esta especie de paisaje oasis en el que se emplaza Zaragoza, nos habla de la importancia del agua para los ciudadanos tanto de la capital, como del resto de la región.

LA ESTRUCTURA URBANA DE ZARAGOZA
La existencia del río Ebro, como un cauce de importante caudal y potentes avenidas, ha configura un histórico desarrollo asimétrico de la ciudad que se implantó en sus orígenes en la margen derecha del río, más protegido frente a las riadas. El Plan Urbanístico actualmente en vigor, aprobado en el año 2002, intenta reforzar ese equilibrio aunque persiste una cierta desigualdad debido a la existencia de los terrenos militares en el cuadrante noroeste de la ciudad que impiden dicho reequilibrio, centrándose los nuevos desarrollos en la zona suroeste de núcleo urbano. Como complemento al proceso de debate del Plan General surge el Plan Estratégico donde se contempla como objetivo estratégico hacer del río Ebro la “Calle Mayor” de la ciudad, planteando la creación de dos grandes espacios verdes a la entrada del cauce fluvial en la ciudad y a la salida de la misma. Para formalizar este Plan se convoca en 1999 un concurso de ideas para abordar la problemática de las Riberas del Ebro. Fruto de estas reflexiones se contempla ya la creación de un evento tipo Expo localizado en el espacio de entrada del río en la ciudad, que se acompañaría de un gran espacio verde de una 120 Has.

LA EXPO 2008 Y LOS NUEVOS ESPACIOS VERDES: EL PARQUE DEL AGUA
La concesión por parte del BIE de la Exposición Internacional del año 2008 a la ciudad de Zaragoza, sirve de punto de partida al desarrollo de un Plan de Acompañamiento donde se da prioridad absoluta al Plan de Riberas como medio para recuperar los espacios ligados al río creando un gran corredor verde de unos 8km de largo en ambas orillas. Dentro de este esquema se contempla la creación de un gran parque, ligado el recinto expositivo, en el Meandro de Ranillas (en la zona oeste de la ciudad), donde el agua sea elemento estructurante y dote de personalidad este nuevo espacio verde de la ciudad.Para ello se convoca un concurso internacional de ideas cuyo primer premio recae en un equipo formado por los arquitectos españoles Iñaki Alday y Margarita Jover y la paisajista francesa Christine Dalnoky, que plantean un diseño muy adaptado a la estructura del meandro en el que se emplaza el parque. Este parque, como su propio nombre indica, se encuentra estructurado en torno al agua atendiendo a dos criterios:

– La gestión de los espacios naturales ligados al cauce del río
– El diseño del interior del parque basado en la red hidráulica de acequias existente en el meandro.

El tratamiento de las zonas cercanas al río ha consistido en el refuerzo de la vegetación ribereña, devolviendo espacio al río para anegar superficies y permitir la aparición de una vegetación protectora y de nuevos ambientes que han aumentado la biodiversidad del meandro. En lo referente al tratamiento de la zona interior del parque, éste se ordena en torno a la compleja estructura hidráulica basada en la red de acequias existentes en este espacio agrícola. La idea básica consiste en tomar el agua de tres tipos de fuentes: del río Ebro, de la Acequia de Ranillas (que proviene de otro de los ríos de Zaragoza: el Gállego) para mejorar su calidad, utilizarla con criterios estéticos y lúdicos, devolviéndola posteriormente del nuevo al río a través de un sistema de infiltración que ha enriquecido el sistema biológico del soto de ribera.
Acompañando a esta red hidráulica, se diseñan un conjunto de jardines con variadas y particulares características, además de un sistema de equipamientos que genera una diversidad de usos lo que permite dar vida a este gran espacio verde.

LA EXPO 2008 Y LOS NUEVOS ESPACIOS VERDES: EL PLAN DE RIBERAS DEL EBRO
Tal y como se ha mencionado anteriormente, este Plan nace como consecuencia del Plan Estratégico aprobado en 1998, siendo presentado en el año 2005. Su objetivo principal es reforzar el papel urbano del río Ebro generando un eje estructurante de la ciudad. Los objetivos que se persiguen con dicho Plan son:

– La reestructuración del sistema movilidad urbana en el eje fluvial
– El refuerzo de las conexiones entre orillas
– La creación y regeneración de las zonas verdes de ribera
– El diseño de un Plan de Usos
– El establecimiento de un programa de Intervenciones Artísticas

UNA NUEVA ESTRUCTURA VERDE
La celebración de la Exposición Internacional del año 2008 en nuestra ciudad ha supuesto, además de la incorporación de todo un sistema de espacios verdes ribereños, una importante reflexión acerca de cómo abordar una estrategia futura de espacios libres urbanos. La idea de Anillo Verde se ha empezado a trabajar, potenciando el desarrollo de proyectos en espacios estratégicos con vistas a generar una gran banda perimetral que establezca una nueva relación entre el casco urbano y el paisaje periurbano.

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *